CabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabecera
9
mar
2014
2

Vivir al maximo, Bolivia


Con esta última entrada finalizamos el proyecto “Encuentro Andino” y nuestro viaje por el corazón de Sudamérica.

Dejamos este diverso continente con la certeza que viajar siempre mejora tu condición humana, que los aprendizajes son mucho más intensos que años de monótona enseñanza académica y que volver a casa es el mejor indicador para afirmar que el recorrido ha sido completado con éxito.
Desde el sur de Bolivia, llegamos al desierto de Atacama (frontera con Chile) y la grandeza de los paisajes nos invitaba a seguir la nítida luz austral de los Andes y casi con lágrimas en los ojos, empezábamos nuestro retorno a Quito para coger el vuelo que nos llevaría a España en unos días.

Si el Volcán Cotopaxi en Ecuador nos enseñaba que lo importante de una montaña no es subirla sino estar en ella, queríamos volver a sentir la inmensidad de los 5000 mts esta vez en la Cordillera Real de Bolivia e intentamos una nueva ascensión a la montaña de Salkantai.

Mucho mejor aclimatados, recuperados de los problemas estomacales que sufrimos días antes a la ascensión del Cotopaxi y sin pensarlo dos veces, nos embarcamos en esta menos técnica ascensión a tan sólo 1 hora en coche desde la capital La Paz.

Nuestras sensaciones eran inmejorables, disfrutábamos de cada paso y el clima era ideal para la práctica del montañismo, pronto alcanzábamos la cumbre a 5400 mts con una alegría inmensa.

No hay nada más placentero que probar nuevos caminos, abrir huella pero sobre todo dejar rastro de ellas. Lo sencillo es vivir con el piloto automático las 24h del día y hacer lo mismo que hacen los demás sin pararte a pensar si es lo que quieres o si tiene sentido. Que todo el mundo se compra una casa porque es una buena inversión, pues tú también, que todo el mundo se va de vacaciones a una playa abarrotada, pues yo también.  Al fin y al cabo, si lo hace tanta gente será por algo. No vas a saber tu más que “todo el mundo”.

Los préstamos son buenos porque te permiten comprar ahora mismo cosas que realmente no te puedes permitir, como una casa o un coche. Además, cuantos más años te tomes para devolverlos mejor, porque más bajas son las mensualidades, ¿Intereses?, ¿Qué es eso?. Alquilar o comprar de segunda mano es de pobres. No hay nada como poder clavar un cuadro en tu propia pared. El hecho de que hayas vendido tu libertad y estés obligado a pagar una cuota al banco todos los meses durante los próximos años de tu vida es lo de menos, un detalle sin importancia…

Después de contemplar uno de los paisajes naturales más espectaculares del mundo, los del Salar de Uyuni, viajábamos al sur de Bolivia en la provincia de Potosí a través del Parque Nacional “Eduardo Abaroa”.


La vida de verdad comienza después de la jubilación. El único objetivo de los 50 años anteriores es trabajar duro, formar una familia y comprar muchas cosas para poder disfrutar de ellas cuando por fin llegue el gran día. Cuando estás jubilado, ENTONCES tendrás tiempo de hacer realidad todos tus planes.

Actuar frente al inmovilismo, aunque nos estén enseñando desde pequeños que actuar es muy arriesgado y nos podemos equivocar.

El sur de Bolivia es altamente recomendable, un recorrido de aprox. 1000 kms hasta la frontera con Chile, que nos dejó “boquiabiertos” atravesando verdaderos bosques de rocas volcánicas, lagunas de colores y desiertos en pleno corazón de los Andes.

Seguiremos viajando porque es una de las mejores experiencias que le puede pasar a un ser humano. Nos espera la costa del Mediterráneo, la ansiada Ruta de la Seda en Ásia Central y la soñada África.

En junio volveremos a la carretera con nuevos proyectos viajeros, con ganas de seguir aprendiendo y con la convicción que alcanzar la moderada felicidad es cuestión de VIVIR AL MÁXIMO.

VIAJAMUNDEANDO

Tagged as: Bolivia
Comentarios (2) Trackbacks (0)
  1. javier bicicleting
    19:01 on marzo 9th, 2014

    gracias por ese aire fresco que acabáis de colar por internet hasta estas latitudes del trópico africano.
    Cada vez las fotos son mejores!
    un abrazo!

  2. TiTiRiBiCi
    1:02 on marzo 28th, 2014

    Joder chicos!. Qué pasada de fotos!!. Y pensar que yo tengo la misma cámara y pronto estaré en esos mismos lugares…
    Aunque seguro que me voy a frustrar cuando vea que no es la cámara, sino el fotógrafo…
    Echo de menos vuestras relucientes Kogas en esos paisajes tan increibles
    Abrazos y enhorabuena!

Dejar un comentario

No trackbacks yet.