CabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabecera
1
dic
2013
4

Una sonrisa vale más que mil palabras, Ecuador

Cuanto más te adentras en un país silenciosamente, sin prisas y sin tener prejuicios establecidos, muchas más son las sorpresas que te encuentras en cada lugar. Ecuador nos sigue regalando sus paisajes y su gente…

En Baños de Agua Santa, descansamos varios días, y tuvimos el honor de conocer a Simón, encargado de cultura del Ayuntamiento de la ciudad, que no dudó en ofrecernos toda su ayuda, su casa e historia personal, todo un ejemplo de superación y entrega a los demás.

Tuvimos la suerte de compartir algunos días con nuestra querida hermana Belén, que no dudó en visitarnos, recorriendo miles de kms para llegar al corazón del Ecuador…¡qué noche tan especial en la Casa Hood!…

Baños, rodeado de montañas y a los pies del volcán Tungurahua, es una ciudad para descansar y disfrutar de la naturaleza.

Organizamos, ayudados por Simón, dos espectáculos, uno en la ciudad y otro en Viscaya, una comunidad ubicada en la montaña dedicada por completo a la agricultura.


Nos trasladaron en coche hasta Viscaya, una comunidad bien organizada que estaba disfrutando en ese momento de las fiestas locales.

Hacía buen tiempo y decidimos realizar el espectáculo al aire libre para disfrutar de las increíbles vistas.
Tras la reglamentada misa dentro del programa de fiestas, comenzaron a acercarse los primeros niños y también adultos. Disfrutamos todos este momento, lo mejor, ver sus caras.

Seguimos viajando a la velocidad que impulsa nuestro corazón, atravesando la parte andina del país, descubriendo zonas rurales y gente que intenta vivir adaptándose al medio natural, cruzando verdaderas zonas volcánicas llenas de enigma.

Pedalear con la incertidumbre justa para llegar a tu próximo destino en medio de un paisaje lunar son algunas de las muchas recompensas que tiene el viajar sin prisas…

Queremos agradecer de todo corazón, la hospitalidad de las estaciones de bomberos de la ciudad de Baeza y el Puyo, que no dudaron en ofrecernos sus instalaciones para que nos sintiéramos como en casa. También a la comisaria de policia del pueblo de Penipe que tras un duro día de pedales y rampas interminables nos cobijaron con la mejor de sus sonrisas. Esa noche, podemos asegurar que dormimos “la mar de seguros…”.


Estamos encantados de viajar con Pablo y Adri (titiribici.com), nuestros amigos viajeros y poder colaborar con este proyecto que sale del corazón y que lleva la magia de los títeres a los lugares más remotos de América Latina.

Desde Riobamba en dirección a Guaranda.
VIAJAMUNDEANDO

Tagged as: Ecuador
Comentarios (4) Trackbacks (0)
  1. zaira
    15:05 on diciembre 4th, 2013

    Hola profe marco, ¿que tal tu viaje por ecuador?, ¿vas a volver pronto al colegio de candeleda?, buen viaje…

  2. Joseba Etxebarria
    18:31 on diciembre 5th, 2013

    Qué grandes sois, trío! No dejéis de hacerles sonreír, no paréis porfa.
    Un abrazo espachurrón a cada uno.

  3. Laura
    13:45 on diciembre 12th, 2013

    Hola Marco:
    He estado viendo las fotos y todo me parece increible…
    Estoy esperando a que vuelvas a darnos clase de música.
    Que tengas buenos días.

  4. Bonnie and Doug Dirk
    20:03 on febrero 2nd, 2014

    Dear Marco and Piedad…..what an amazing trip so far…the photos and dialogue are wonderful….continued good luck and good health…we are waiting for you in Canada :-)

Dejar un comentario

No trackbacks yet.