CabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabecera
6
ago
2012
2

Un paseo por las Tierras Altas, Islandia


3 días y 2 noches hemos empleado en cruzar la pista F35, un recorrido por las tierras altas de Islandia de poco más 150 kms. El trazado de la pista de grava se convertía en un auténtico desierto de piedras, no apta para nuestros vehículos de dos ruedas sin 4X4 y que nos obligaba en numerosas ocasiones a empujarla, eso si, en medio de un paisaje que sobrecogía.

El primer d√≠a, y tras abandonar la carretera principal, el tiempo no nos acompa√Ī√≥ por la bajada brusca de las temperaturas y la espesa niebla que hac√≠a el camino m√°s enigm√°tico. Nos adentr√°bamos hacia el interior de Islandia, la poca visibilidad y una tierra pedregosa, nos imped√≠a poner la tienda para descansar de la primera jornada. Tras consultar nuestro GPS y tomar algo caliente, decidimos avanzar hasta el primer refugio, ya que la luz jugaba de nuestra parte, nunca se har√≠a de noche…

Una cortina de agua apareci√≥ en los √ļltimos kms, calcul√°bamos que quedar√≠a poco para lo que cre√≠amos que era un alojamiento de monta√Īeros, era una sensaci√≥n extra√Īa caminar por aquella inmensidad sin ver en realidad nada. Un cartel con giro a la derecha nos indicaba que restaba 1 km para Afangi. Al llegar, cual fue nuestra sorpresa que all√≠ dentro hab√≠a todo un remanso de paz, ideal para descansar despu√©s de un largo d√≠a de pedales; un ba√Īo de agua caliente y una cama con calefacci√≥n nos hac√≠a las personas m√°s afortunadas del mundo…
Habíamos decidido que si el tiempo continuaba así, nos quedaríamos en el refugio, ya que cruzar la F35 y perderse las vistas de los glaciares Langjokull y Hofsjokull, no era una buena opción.
A la ma√Īana siguiente en contra de nuestras previsiones, el sol aparec√≠a radiante y tras asomarnos por la ventana, nos dimos prisa para preparar las bicis y emprender la segunda jornada llenos de energ√≠a.

Lo que no hab√≠amos calculado que el camino de grava, pronto se convertir√≠a en un “camino de cabras” y no nos qued√≥ otra que dar un paseo por las Tierras Altas durante varios kms…

El paisaje era de altiplano y nos recordaba mucho a las tierras tibetanas, nos lo tomamos con calma ante la imposibilidad de dar un solo pedal, además llevábamos comida para unos 4 días y siempre nos podrían socorrer los vehículos 4X4 que pasaban por allí, NO PROBLEM, ALL RIGHT¡¡¡, les decíamos a algunos que pasaban.

A ambos lados de la pista, los imponentes glaciares y nosotros alternando la bici con el trekking forzoso. En uno de los trayectos subidos en la bicicleta, cuando parec√≠a que el terreno se allanaba, por decir algo, nos dimos cuenta que el GPS hab√≠a desaparecido en unos de los saltos al bajar una peque√Īa pendiente, en seguida retrocedimos, ahora con el viento en contra, para intentar buscarlo, no pod√≠a estar muy lejos. Unos tres jeeps se acercaban en nuestro sentido, les paramos y les preguntamos que si hab√≠an visto un peque√Īo aparatito en medio de un mar de piedras, ¬°vaya pregunta la nuestra!, la respuesta fue obviamente no. Seguimos unos kms m√°s all√°, cada vez con menos esperanza de encontrarlo, cuando en la mitad de la nada apareci√≥ nuestro Garmin GPS, tras la primera alegr√≠a nos dimos cuenta que los 4X4 que acababan de pasar lo hab√≠a aplastado con sus gigantes ruedas, ¬Ņc√≥mo iban a verlo si pasaron por encima?, nuestro GPS hab√≠a muerto…

Nos preparábamos para lo mejor después de esta singular travesía, la llegada a la cascada de Gulfoss y la zona de los geiser. Apareció de nuevo la carretera asfaltada, nos quedaban unos 10 kms para llegar a una de las atracciones turísticas más densamente pobladas del país, el llamado Círculo Dorado que engloba los famosos geiser, la cascada de Gulfoss y Thingervill (sede original del primer parlamento de Islandia).

Y por √ļltimo, la famosa cascada de Gulfoss, el sol se abri√≥ con fuerza para que contempl√°ramos las enormes cascadas de agua y el colorido arco iris…

Desde Gulfoss en dirección a Arnes.
VIAJAMUNDEANDO

Tagged as: Islandia
Comentarios (2) Trackbacks (0)
  1. Dandolelavuelta
    17:32 on agosto 8th, 2012

    Una ruta espectacular. Fotos y v√≠deos muy guapos. ¬Ņ sabr√©is volver sin el GPS ;-p?
    Un abrazo desde LA

  2. Maria Rossenaar
    12:17 on febrero 25th, 2013

    dear Marcos and Maria,
    Sometimes I visit your lovely site!
    I’m still busy, making a beautyfull Holidaybook of Iceland. It was very nice to meet you under the Hekla. Everything allright on your schools?? Big hug from Holland!X
    Maria

Dejar un comentario

No trackbacks yet.