CabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabecera
25
ene
2014
2

Un espejo en el cielo, Bolivia


Viajar siempre merece la pena, a√ļn en las circunstancias m√°s dif√≠ciles, porque viajar no es coger una mochila y llegar a los lugares m√°s remotos, sino aprender intensamente de todas las posibilidades que te ofrece el camino. Es tomar la decisi√≥n acertada en cada momento, poner al l√≠mite tus deseos y llevarlos a la pr√°ctica, es renunciar a tu confortable vida en casa y experimentar con tu propio cuerpo los placeres m√°s naturales.
Las largas horas de transporte en un bus destartalado, los ba√Īos inundados de un olor nauseabundo clamufados de incienso de “palo de santo”, las comidas a base de arroz con…y todas las incomodidades que uno se puede imaginar, se olvidan cuando uno comparte la experiencia de viajar(vivir) con otras personas y llega a los lugares que tanto ha so√Īado.

Salimos de Per√ļ con la certeza que Bolivia nos regalar√≠a grandes momentos. Existen viajes de paisajes y personas (los dos con “p”), pero este lugar del altiplano boliviano, no nos dej√≥ indiferente por la humildad y dignidad de sus personas y por la inmensidad de sus paisajes.


Estamos cansados de repetir que este mundo es mucho m√°s seguro de lo que nos proponen los medios de comunicaci√≥n, en cada rinc√≥n del planeta existen personas dispuestas a ayudarte en todo momento, en cada curva puedes encontrar la hospitalidad de una familia campesina dispuesta a ofrecer su casa; en un bus de larga distancia puede aparecer alguien que comparta su comida o mejor a√ļn, su historia personal. Nos han acostumbrado a temer por todo, a tenernos ordenados como sociedad obediente que es capaz de renunciar a lo mejor del ser humano, la capacidad de llevar a cabo los deseos m√°s profundos. El problema es que vende mucho m√°s la noticia que mataron en un acto terrorista a siete militares mientras custodiaban a un cicloturista espa√Īol en Pakist√°n que difundir hermosos proyectos humanistas y solidarios como el de Alvaro Neil, www.biciclown.com, o el de Pablo Ol√≠as, www.titiribici.com, o Joseba Etxeberria, www.derechosrobados.wordpress.com. ¬ŅAlgui√©n escuch√≥ la noticia de estos proyectos en el telediario de la 1?… Por supuesto que nadie se libra de tener un accidente de tr√°fico cuando montas en bicicleta, o de encontrar la muerte cuando subes a una monta√Īa o de sufrir un robo cuando viajas por el mundo ; pero es que precisamente vivir no significa estar vivo…
Cruzamos los llamados lugares sin alma, las fronteras de Per√ļ-Bolivia, por Copacabana y nos top√°bamos de frente con el Lago de agua dulce a mayor altitud del mundo, el Lago Titikaka que comparte sus aguas con estos dos grandes pa√≠ses.

Mientras sigamos teniendo ese “nudo en la barriga” cuando entras en un nuevo pa√≠s, mientras la curiosidad nos lleve a lugares insospechados por adentrarte en una nueva cultura y consigamos emocionarnos con nuevos paisajes; es se√Īal que tu capacidad viajera no ha llegado al l√≠mite.

Dice la leyenda y no la historia, ya que los Incas no dejaron documentos escritos, que en la isla del Sol (Inti, lado boliviano), naci√≥ el primer rey Inca Manco Capac, el cu√°l comenz√≥ a dise√Īar lo que hoy se conoce como el gran Imperio Incaico.


Llegamos a la Paz en la noche, la caótica urbe instalada en los cerros de los Altos aparecía imponente, al fondo la extraordinaria Cordillera Real. El trajín era incesante.
Nada más despertarnos, nos fuimos impacientes a la Plaza de San Francisco a fotografiar todo lo que nos parecía interesante, difícil tarea por ser una ciudad tan de contrastes.


Sab√≠amos que nos ten√≠amos que dirigir al sur del pa√≠s, para ver una de las mejores maravillas naturales del planeta, el Salar de Uyuni y viajar por el Parque Nacional “Eduardo Avaroa” y llegar hasta la frontera chilena en el desierto de Atacama.


Estamos en la temporada de lluvias, lo que hace del Salar un verdadero espejo en el cielo en esa inmensidad blanca por caprichos de la naturaleza.

Ante tanta belleza, sólo tienes que disfrutar del privilegio de estar en unos de los lugares más espectaculares que pueden existir.



Desde Uyuni en dirección al desierto de Atacama.
VIAJAMUNDEANDO

Tagged as: Bolivia
Comentarios (2) Trackbacks (0)
  1. inma
    14:55 on enero 28th, 2014

    después de tanta maravilla de colorido
    en todas las fotografías de éste viaje
    parec√≠a que nada pod√≠a sorprender…
    y entonces se nos sorprende cuando os vemos andar
    sobre √©se tan bien llamado “espejo en el cielo”
    mxs bss!!

  2. javier
    13:23 on febrero 1st, 2014

    Estoy convencido que vuestra capacidad viajera nunca llegar√° al limite.
    un abrazo y gracias por esas fotos!

Dejar un comentario

No trackbacks yet.