CabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabecera
22
may
2019
0

Nadie es profeta en su tierra. Ir√°n

Es justo y necesario escribir esta crónica viajera al regresar por segunda vez a Irán, un país con mala prensa internacional pero que esconde en su gente de a pie, una vida apasionante en forma de hospitalidad desmedida, buenas maneras y dignidad.

La vida de los iraníes  transcurre sencilla, como las estrellas que relucen en las noches despejadas.  Siempre están ahí, rodeándonos, ofreciéndonos su magia sutil; sin embargo, no todos los días nos detenemos a mirarlas ni recordamos que existen.

“Wellcome to Ir√°n”, si necesitas algo toma mi tel√©fono, cuando llegues a la ciudad te llamar√° un familiar para que os qued√©is en su casa, hab√©is comido?, podemos visitar el gran bazar de la ciudad, te llevar√© sin problemas…

Con el pecho hinchado de esfuerzos, agradecidos, sorientes y tras la burocracía de rigor; Irán aparecía al otro lado. La clave de todo no está en llevar una vida sencilla sino en ser sencillos de pensamiento y saber qué es lo importante. Con los ojos cerrados, no deseábamos nada más, y para ello, basta con que dejemos de medir la felicidad por el dinero que tenemos o dejamos de tener, sino por aquellas cosas sencillas que no cambiaríamos ni por todo el dinero del mundo.

¬ŅPor qu√© tantos mensajes de precauci√≥n, por qu√© Ir√°n es considerado uno de los pa√≠ses del eje del mal, por qu√© este pa√≠s abre titulares de prensa internacional a diario?, ¬Ņser√° porque Ir√°n tiene una de las mayores reservas de petroleo del planeta o porque cuando desayunas en un concurrido establecimiento, una mujer con su nieta se acerca con la mejor de su sonrisa, regal√°ndote un par de rosas para decirte, bienvenidos a nuestro pa√≠s?, ¬Ņser√° peligroso Ir√°n porque puedes dejar tu bicicleta con todas tus pertenencias durante horas en la calle o porque a cada paso los camioneros te ofrecen comida y t√©?

Esta primera parte de la Ruta de la Seda, ha llegado a su fin y atr√°s quedan tantas personas que sin ning√ļn inter√©s nos han brindado su ayuda, lo mejor del viaje, los aprendizajes y experiencias. El mundo es extraordinario y la mayor√≠a de todos nosotros tenemos los mismos anhelos y sue√Īos. Respira, ama, s√© feliz, disfruta de las cosas sencillas de la vida‚Ķ Esto es lo √ļnico urgente, lo dem√°s, aunque no lo creas es secundario.

Nos quedamos con el placer de una buena amistad, con ese viento embriagador despu√©s de una tormenta, con la risa contagiosa de un ni√Īo, con los √ļltimos rayos de sol que se ocultan en las monta√Īas, con la satisfacci√≥n del esfuerzo y con emplear tu valioso tiempo en lo que te hace feliz.
Seguiremos so√Īando con nuevas metas, con nuevos destinos llenos de humanismo. Agradecido.

Desde Tabriz.
viajamundeando

Tagged as: i, Ir√°n
5
ene
2013
0

Golest√°n, tierra de rosas, Ir√°n

 

Seguimos caminando por el pa√≠s de las mil y una noches, pero precisamente no es Ir√°n un lugar donde se excede en los colores. Las mujeres y los hombres van, en su mayor√≠a, de riguroso negro y los pueblos tienen el color del desierto a excepci√≥n de las c√ļpulas y minaretes de las mezquitas. No hay babuchas doradas, ni turbantes que sorprendan, ni abalorios, ni lujos de vistosos colores de hilos de oro. Tan s√≥lo las mujeres de las tribus n√≥madas que se ven en los bazares de Esfahan y Shiraz¬†llevan indumentaria coloreada.

Nuestros días tomaron rumbo sur. En el sur, normalmente, encuentras un clima más agradable y gente dispuesta a compartir sus formas de vida. Hemos visitado la perla de Irán, Esfahan, donde nos hemos perdido en sus bazares y descubierto la comida sabsi (comida tradicional vegetariana de Irán).


En Esfahan hemos tenido una de las mejores experiencias con una familia local que nos abri√≥ sus puertas de par en par para degustar exquisita comida persa, como el arroz con costra, pollo con d√°tiles, sopa de lentejas, crema de yogurth y pistachos y mucho t√©; sin preguntarnos de d√≥nde ven√≠amos o qui√©nes √©ramos…

Pero precisamente Ir√°n no es de “color de rosas”, como escribe Ana Briongo en su libro “Negro sobre negro”, podr√≠amos relacionar a este pa√≠s con el color negro, porque negro es el petroleo de las reservas del golfo P√©rsico, negro es el sofisticado caviar, y de este color es el chador de las mujeres o la contaminaci√≥n de las grandes ciudades. Nosotros a√Īadir√≠amos otros dos colores para definir Ir√°n, el turquesa de las c√ļpulas de las mezquitas y cielos de oriente medio y el anaranjado color¬†del azafr√°n y el de sus desiertos.


En Yazd, la ciudad m√°s religiosoa del pa√≠s, nos encontramos con Salman y Leili, una joven pareja que vive en un apartamento reci√©n comprado a las afueras de la ciudad.¬†Somos sus hu√©spedes y nos reciben con la mejor de sus sonrisas, nos sentimos como en casa…Nos hablan de sus expectativas, de lo que esperan en el futuro de su pa√≠s,¬†de los deseos de viajar a Europa y poder visitarnos en Espa√Īa pronto. Son traductores de ingl√©s-farsi, cultos y su conversaci√≥n es distendida y muy interesante.¬†Preparamos nuestros d√≠as en la ciudad.

En Yazd puedes encontrar todo un laberinto de callejuelas y construcciones hechas de adobe que parten desde la mezquita de Jameh. Apenas hay turismo y transitamos solos por aquellos recovecos centenarios, nos cruzamos con algunos ni√Īos que se entretienen con cualquier cosas y un hombre con su burro cargado de aljorjas maltrechas nos saluda casi sin ganas- ¬°Salam!.Nos detenemos en el relajante hotel Silk Route (Ruta de la Seda), todo un caravensarai para estirar el cuerpo en una especie de sof√° a media altura lleno de cojines y alfombras baratas. Pedimos te con d√°tiles. Disfrutamos de nuestro tiempo en el patio principal del hotel mientras escuchamos la llamada del muecin.


Desde Yazd en dirección a Teherán

VIAJAMUNDEANDO

11
nov
2012
5

Ir√°n, tierra de paz

“Los caminos del mundo son una escuela donde se templa el esp√≠ritu y se afianza la tolerancia”.¬†Con este proverbio persa, comenzamos nuestra andadura por este pa√≠s so√Īado, Ir√°n, tierra de paz…

Queremos ver, este mundo con “nuestros propios ojos” y por fin, tras un largo vuelo con escala en Dubai, aterrizamos en Teher√°n, una urbe de unos 12 millones de habitantes. Nos prepar√°bamos para salir de la terminal del aeropuerto internacional del Ayatollah Jomenei y sacar nuestras mejores armas para luchar por un buen precio a la hora de coger un taxi que nos llevara a Resalat Square, donde nos esperaba Nasim con su hermano.

Tras aprox. 1 hora de trayecto nos encontrábamos por fin en la acogedora casa de Nasim, recibiéndonos con lo mejor de este país, la hospitalidad persa. Cuantas veces estamos disfrutando de este lado suave, recogido, austero y respetuoso de la gente de Irán, donde el tiempo se detiene. Es la faceta dulce del islam, la que no sale en los periódicos.

Desde muchas partes de Teherán se puede divisar los montes nevados de Alborz y su pico más alto, el colosal Damavand. Teherán es una megápolis, con un tráfico denso pero sin llegar a ser caótico. Pronto tomaremos rumbo sur para visitar la bella Esfahan y la ciudad más islámica del país, la mística Yazd.

Algunas mujeres visten el chador,¬†que es un trozo de tela negra del tama√Īo de una s√°bana con un lado recto, cuyo centro se coloca en la cabeza. El resto de mujeres usan el obligado pa√Īuelo en la cabeza, el rusar√≠.

 

El isl√°m inunda todo el pa√≠s y los retratos de los grandes l√≠deres de la revoluci√≥n est√°n colgados en todos los edificios p√ļblicos, carreteras y peque√Īos negocios.


En la ciudad de Ghom, fue donde Jomenei impart√≠a sus ense√Īanzas antes de que el gobierno del Shah lo expulsara del pa√≠s y donde se instal√≥ a su regreso a Ir√°n en 1979.

Las escuelas isl√°micas o madres√©s son econ√≥micamente independientes del Estado, de ah√≠ su fuerza. Todav√≠a hoy las madr√©ses constituyen una oportunidad para los chicos de origen rural que tienen la disposici√≥n y la vocaci√≥n requerida. Ser√° el tiempo y su capacidad los que decidan si ese estudiante podra ser mullah o ayatollah en un futuro y dirigir los hilos de la Rep√ļblica Isl√°mica de Ir√°n.


Es la primera vez que estamos utilizando la plataforma “Couchsurfing” para viajar. Al permanecer en casa de iran√≠es podemos entrar en contacto directo con las costumbres de un pa√≠s tan distinto al nuestro, podemos intercambiar formas de vida, de creencias y por supuesto de compartir exquisita comida persa a base de arroz con azafr√°n y pistacho, brochetas asadas de pollo y cordero, ensaladas de yogurth, salsas de berenjenas o deliciosos guisos de lenteja, d√°tiles y especias…


En los próximos días viajaremos hacia el sur para visitar la bella Esfahan y su famosa plaza de Naqsh-e Yahán y seguir disfrutando de este gran país.


Desde Teherán en dirección a Esfahán

VIAJAMUNDEANDO

Tagged as: Ir√°n