CabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabecera
8
ene
2014
3

La última ciudad perdida de los Incas, Machu Picchu. Perú


El 24 de julio de 1911, el explorador norteamericano Hiram Bingham, localizó las ruinas de Machu Picchu, una espléndida ciudad inca entre los abruptos macizos andinos al sur de Perú. Más de cien años después, aún se desconoce su función originaria. Machu Picchu se comenzó a construir a mediados del siglo XV, en tiempos de Pachacuti, el Inca Yupanqui, primer gran soberano del Tauhantinsuyu, el Imperio incaico.

La ciudad fue erigida, habitada y abandonada en menos de cien años. Esta enigmática localidad ha sido descrita como una residencia de descanso del emperador o como un centro político, religioso y administrativo. Pudo haber sido un centro sagrado, un lugar privilegiado para la iniciación de los expertos rituales incas. En todo caso, su función defensiva habría sido sólo secundaria a juzgar por la proporción y calidad de su arquitectura religiosa.


Estábamos ansiosos por conocer Pata Llaqta (Machu Picchu), declarado una de las siete maravillas del mundo el 7 de julio de 2007. Nos levantamos bien temprano, sobre las 4.30am, queríamos fotografiar el reducto inca al amanecer. La mañana estaba húmeda y las nubes terminaban de convertir el paisaje en mágico. La montaña Huayna Picchu (nueva montaña), servía de telón de fondo y el río Vilcanota que forma un perfecto meandro alrededor de esta montaña sonaba abajo furioso, estamos en la época de lluvias.
Llegamos sobre las 6am y todo permanecía cubierto por la espesa niebla del alba, de repente ante nuestros ojos, se dejaba ver el imponente Machu Picchu. Inolvidable.

A lo largo de tres o cuatro siglos, los incas desarrollaron su gran imperio a base de conquistas. Este grupo indígena surgió en la región de Cuzco y desde allí extendió su poderío hacia todo el Perú traspasando incluso las fronteras actuales de este país.

A la llegada de los españoles la región inca abarcaba desde Acasmayo (frontera ecuatoriana) hasta el río Maule en Chile. Hacia el este no se expandieron debido a la presencia de la selva amazónica.

Algunas de las recomedaciones para visitar la ciudad inca que hacemos desde la web es que no se contrate nada a través de agencias de turismo. Todos los trámites para visitar Machu Picchu los puede realizar uno mismo, la compra de las entradas al recinto, el transporte a Aguas Calientes a traves de la web PERURAIL y la reserva del alojamiento vía online. Los servicios de guía y transporte de bus desde Aguas Calientes hasta Machu Picchu se pueden contratar directamente en el pueblo, ahorrándote intermediarios y dinero. Respecto a la comida, es conveniente que desde Cusco se compre fruta, agua y otros productos que llegan a triplicar su precio en destino. Nunca entrar en los restaurantes que ofrecen menús turísticos a 15 soles, recomendamos la segunda planta del mercado de abastos donde encontrarás comida local de calidad a buen precio, los restaurantes de comida chifa o si te lo permite el bolsillo, degustar algunos de los menús de comida peruana de los hoteles de lujo de Aguas Calientes, a partir de 3 estrellas.

La base de la economía inca fue la agricultura, heredada de otros pueblos e intensificaron la producción cultivando en las laderas de los cerros a través de la construcción de andenes. También desarrollaron sistemas de acequias y canales. El cultivo principal era el maíz seguido de la papa. Esta última se la disecaba para obtener el conocido chuño (la fabricación de chuño es la forma tradicional de conservar y almacenar las papas durante largas temporadas, a veces durante años). Otros vegetales con los que se alimentaban eran la quinoa, pallar, frijol y calabaza.

En las fotografía, se observa las terrazas de cultivo sobre la ladera de la montaña Machu Picchu.

Nuestro plan para el mes de enero, será visitar algunas de las comunidades indígenas cerca del Cusco. Hemos contactado con la organización local de comercio justo “Awana Wasinchis” y estamos esperando los permisos para poder compartir unos días con estas comunidades olvidadas y establecer algunos lazos de unión y aprendizaje mutuo.
De momento nos quedamos con el privilegio de haber visitado uno de los lugares arqueológicos más impresionantes del planeta, Machu Picchu, la última ciudad perdida de los Incas.

Desde Cusco en dirección al Lago Titikaka, Perú.
VIAJAMUNDEANDO

Tagged as: Perú
Comentarios (3) Trackbacks (0)
  1. Tita M.
    21:26 on enero 8th, 2014

    Buena cronica y me encantan las fotos y aunque sean imagenes que ya he visto y fotografiado no dejan de impresionarme. Vsitar Machu Picho ha sido durante mucho tiempo uno de mis sueños y me considero muy afortunada de que este se haya hecho realidad. Cuando estaba en todo lo alto para tomar a clásica foto me sobrecogio el panorama tan extrahrdinario que se extendia ante mi, y me tuve que pelluzcar para estar segura que no estaba soñando. Buen viaje por el Altiplano, y espero a cronica del lago Titicaca y las islas Uros.

  2. inma
    19:49 on enero 23rd, 2014

    maravillosas fotos…
    disfruto siguiendo vuestra aventura.
    un gran beso!!

  3. Lucía
    14:36 on febrero 20th, 2015

    Hola a los dos y hola a Marco que fue mi tutor en Ángel Campano Florido.
    Ya no tenemos contacto por eso a veces me meto en internet y este es el blog que veo primero.
    Quiero saber donde estáis de viaje aunque de trabajo es un poco difícil viajar a la vez, estoy contenta por saber que mi antiguo tutor está haciendo lo que quiere junto a esta maravillosa mujer Piedad.
    Muchos besitos
    Lucía Wei

Dejar un comentario

No trackbacks yet.