CabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabecera
30
ago
2014
2

La oportunidad de cada día, Portugal

Nunca es tarde para emprender nuevos proyectos, resetear tu camino y querer descubrir horizontes que van más allá de las rutas establecidas porque “vivir por vivir nos acabará matando…”.

Seguimos recorriendo Portugal a fuego lento, descubriendo historias personales y rincones mágicos de un país vecino y hermano en historia y tradición.
Viajar con tu pequeña casa rodante nos hace soñar aún más cerca de las estrellas y evadirte de las masificadas playas veraniegas. Las puestas de sol, momentos ideales para meditar y reflexionar.


Todo el mundo habla de la “felicidad”, palabra que está de moda en las sociedades desarrolladas, porque si no somos felices, ¿para qué puñetas estamos en este mundo?. Constantemente nos atosigan desde diferentes medios que tenemos que ser felices; ¡lee este libro de auto-ayuda para encontrar la felicidad!, ¡cómprate esta televisón de plasma para sentirte como en casa!, ¡haz este curso para sentirte más feliz!, ¡invierte en la tranquilidad de los tuyos con este plan de pensiones!…
¿Nadie se ha parado a pensar que lo que uno necesita puede ser que no lo necesite el otro?, ¿es posible determinar patrones de felicidad en una sociedad cada vez más individualizada?, ¿es conveniente combatir el inmovilismo, la seguridad y el acomodamiento por la incertidumbre, desarrollo personal y el riesgo?.
Conocimos a Ibrahim en el histórico barrio lisboeta de Alfama, un emigrante de Guinea Bissau que nos removió con su historia personal y su ejemplo de supervivencia en la capital lusa. La vida es un juego de prueba y error, todo suma, hay momentos alegres y melancólicos, pero todos los seres humanos deberíamos de tener al menos las mismas oportunidades.


Lisboa es una ciudad interesante, ambigua y muy romántica. A veces rozando lo decadente, y a veces empujando hacia la vanguardia.





Siguiendo por la costa en dirección al cabo de Roca, compartimos ruta durante unos días con Maite y Estíbaliz, compañeras de aventuras y muchas risas. ¡Dejemos de imaginar y pongamos en marcha nuestros sueños!. Nos vemos por el camino…

Ser feliz no es un destino, ni una forma de ser, no son cosas que ocurren o tenemos; más bien es una actitud positiva hacia todo lo que llega a nuestra vida. Nosotros intentamos desarrollar esta actitud positiva a través de cuatro pilares fundamentales:
1) El “yo interior“, esto comprendería la parte mental del ser humano, la reflexión y meditación, el desarrollo de la tranquilidad o lo que otros llaman “paz interior”.
2) El “yo exterior”, basicamente este punto se refiere al cuidado del cuerpo, a cuidar de tu salud a través de una alimentación saludable y a ejercitar tus preciado vehículo que es el cuerpo.
3) Como me relaciono con el exterior, como los demás te ven y te aceptan, mejorar las relaciones personales con tu familia, amigos, compañeros de trabajo y personas en general. Cuanto mejores sean las relaciones con el exterior, mayores son los beneficios en tu propia actitud positiva o felicidad.
4) El “soporte vital”, se refiere principalmente a todo lo que tiene que ver con lo material en tu vida. Cómo conseguir el equilibrio perfecto para buscar un punto de comodidad idóneo en cada uno.

Este último punto sería muy relativo, porque ¿cuál sería el punto ideal de comodidad material para cada uno?. Cierto es, lo que es evidente que en las últimas décadas, el ser humano de los países industrializados ha dedicado casi en exclusiva su tiempo al desarrollo del soporte vital o materialismo en aras de conseguir más felicidad. Y no seremos felices por lo que tenemos sino por lo que hacemos.

Hemos visitados rincones perdidos de Portugal siempre por la costa, pueblos como Óbidos, la bella Sintra, Aveiros, Costa Nova y la ciudad del río Duero, Oporto y sus barrios.

Viajamudeando necesita reposar para preparar nuevos proyectos viajeros, y qué mejor lugar donde hacerlo que desde el corazón de Sierra de Gredos. Estos meses serán de aprendizaje y descanso, de visitas de amigos y familiares. Es tiempo de reflexión y de conservar con mimo lo mejor de nuestras experiencias para seguir creciendo, no olvidando que cada día tenemos una oportunidad única para poner el rumbo correcto a nuestra felicidad…

Desde Galicia en dirección a Sierra de Gredos.
VIAJAMUNDEANDO

Tagged as: Portugal
Comentarios (2) Trackbacks (0)
  1. ros
    15:01 on agosto 30th, 2014

    gracias por venir a verme–x compartir momentos de amor, alguna lágrima y mucha amistad….os quiero¡¡¡¡

  2. bicicleting
    19:34 on septiembre 18th, 2014

    chicos! me ha encantado esta ultima entrada, y la anterior por supuesto!
    Un beso desde Benin!

Dejar un comentario

No trackbacks yet.