CabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabecera
13
may
2011
1

Estambul, la ciudad magnífica. Turquía

Nos encontramos en Estambul, la histórica ciudad que divide a Europa y Ásia y que ha sabido conjugar a la perfección la mezcla de culturas como ninguna otra.

Por Estambul han pasado las principales figuras de la historia antigua, como Julio César, quien “vino, vio y venció”, el apostol San Pablo que recorrió el país para evangelizarlo; los grandes conquistadores como Alejandro Magno o Napoleón; los grandes sultanes del Imperio Otomano como Fatih o Suleyman “El Magnífico” y el que es considerado el padre de la nación turca el gran Atatürk.

En esta ciudad todo se mezcla, los viejos continentes separados por el Mar Bósforo, la religión musulmana, cristiana y judía con un país cada vez más laico; la salsa tsatsiki con los kebab de cordero, las delicias turcas (lokum) con el pudin de arroz, el té con la relajante narguile (tabaco de manzana), los baños turcos (Hamman) con un brusco masaje corporal, la moderna ropa femenina con el Hijab musulman.

Hemos elegido Estambul para terminar estos meses de viaje y nos hemos encontrado un país de gente amable, comida sencillamente exquisita y nuevos destinos que visitar como la región de la Capadoccia, Pamukale, o las ciudades de Éfeso o Safranbolu.

Estamos en temporada baja, con temperaturas que bajan de los 0 grados, pero todo no es negativo; la poca afluencia de turistas hace que podamos dormir en una habitación en la zona antigua de la ciudad (barrio de Sulthanamet) por 16 euros con wifi, calefacción y desayuno incluido a tan solo 2 minutos de la Basílica de Santa Sofía.

Es un gusto oír en la mañana la llamada a la oración, cantos con grandes influencias flamencas que se escapan de las decenas de mezquitas que existen en la ciudad. Las principales mezquitas de la ciudad son la famosa “Mezquita Azul”, la mezquita Suleyman, la Fatih y la mezquita nueva construida en 1597.

Los Hamman (baños turcos), son uno de los muchos atractivos de Estambul, existen muchos repartidos por toda la ciudad. Exceptuando los baños más turísticos (caros pero más limpios) como el de Cemberlitas construidos por el famoso arquitecto Sinan en la época de Solimán “el Magnífico”, o el Hamman de Cagaloglu, podemos disfrutar de un auténtico placer para el cuerpo como los baños de Sulthanamet o el de Gedikpasa.

Es una visita obligada cruzar el famoso puente Gálata que divide a su vez la zona antigua de la con la moderna (barrio de Galatasaray), donde se obtienen una de las más bellas vista de la ciudad.

Seguiremos en los próximos días descubriendo rincones de Estambul, una ciudad que no deja indiferente a ningún viajero…

VIAJAMUNDEANDO

Tagged as: Turquía
Comentarios (1) Trackbacks (0)
  1. marta y gerard
    6:55 on febrero 24th, 2012

    chicos, qué bien que estéis en ruta de nuevo.
    os enviamos un abrazo desde Bali

Dejar un comentario

No trackbacks yet.