CabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabeceraCabecera
16
oct
2011
3

Destino_Madanpur: I like very much Nepal

El día ya no daba más de si, viajábamos casi a oscuras en dirección al Parque Nacional de Chitwan a unos 180 kms al sur de la capital. Preguntamos por una habitación, no teníamos que aclarar que fuése sencilla, el humilde aspecto de la aldea nos indicaba que íbamos a pernoctar en un camastro duro como el mármol. Las mujeres cocinaban en hornos artesanos de arcilla y avivaban las llamas con abanicos hechos de hojas de vegetales, los niños disfrutaban de sus últimos días de vacaciones después de las fiestas de Dashain y alrededor de la mesa hombres con el sombrero típico nepalí nos “bombardeaban a base de preguntas” mientras esperábamos nuestro arroz.

Los grandes medios, agencias de noticias y cadenas tipo CNN o BBC, han ignorado los profundos cambios políticos en esta pequeña nación enclavada entre la India y China, cerca del Tíbet. Con 140.000 km2, tamaño semejante a la mitad del Ecuador, Nepal vivió una guerra civil desde 1996 a 2006, con un balance de 13.000 muertes. La “guerrilla maoísta”, ahora en el gobierno y la monarquía de 240 años de tradición hinduista-budista negociaron la paz en 2006.

Una niña de ochos años nos hacía de traductora, se sentía feliz, orgullosa. Nos informaba de cómo llegar a Chitwan, de la vida tranquila de la aldea, de los parentesco y cotilleos de cada uno, de lo que quería ser de mayor; siempre concluía sus frases con “I like very much Nepal”.

El camino hacia Soura (última localidad antes de entrar en el P.N. de Chitwan) es montañoso, se circula en todo momento por las gargantas de los valles y en ocasiones, el cielo se abre regalando hermosas vista de los Himalayas.

El paseo por la jungla nos permitió explorar varios hábitats, desde la vegetación de llanura hasta los densos bosques de sal, donde tuvimos la oportunidad de conseguir las mejores vistas de animales salvajes; elefantes, distintas clases de macacos, reptiles gigantes y hasta el peligroso rinocerante blanco, actualmente en peligro de extinción.

Los Tharu son una casta indígena de Nepal. Emigraron y se asentaron en la parte sur del país, durante siglos conservaron su primitivo estilo de vida. Ahora puedes descubrir la cultura y las tradiciones de los Tharu en su propia villa donde mezclan el barro con el estiércol para formar los muros encarnados y recogen paja seca con la que construyen los techos de sus casas.


Todo está listo para llegar el próximo 19 a la escuela de Madanpur, nuestras próximas noticias serán desde el distrito de Nuwakot. Nos esperan unos días inolvidables, rodeados de amigos que han llegado de España e India. Nuestras bicicletas están listas para recorrer la última etapa de DESTINO_MADANPUR, convencidos que los proyectos sólo se construyen a base de creer en ellos…

Desde Kathmandú en dirección a la escuela de Madanpur

VIAJAMUNDEANDO

Tagged as: Nepal
Comentarios (3) Trackbacks (0)
  1. Guadalupe
    8:11 on octubre 17th, 2011

    ¡Muy interesante! Seguimos aprendiendo mucho de vuestros relatos.
    ¡Ánimo! Ya queda menos para vuestro gran día. Estamos deseando ver la emoción que sentiréis al ver a los niños y la alegría que despertaréis en ellos…
    Besotes y abrazos para ese gran momento. :)

  2. Torrente
    23:28 on octubre 17th, 2011

    Si la chica de la primera foto es mayor de edad, por favor me la traen de regalo…que belleza de mujer. Por cierto deben estar hasta las narices de tanta naturaleza y verde…falta asfalto, hormigón, rascacielos y coches; vamos que se nota en la cara de la gente que necesitan esas cosas y la Play Station!!!!! Juan Juan jua

  3. inma
    19:39 on octubre 22nd, 2011

    según seguimos la agenda
    ya estamos en MADANPUR
    la meta de tan ilusionante andadura
    esperamos vuestras noticias de la escuela
    millón de besos

Dejar un comentario

No trackbacks yet.